ISSN-01862 391

e-ISSN-2395-8235

Indizada en: CONACyT, DOAJ, EBSCO (MedicLatina), Latindex, Redalyc, SciELO, Scopus y Emerging Sources Citation Index.
Órgano Oficial del Instituto Nacional de Pediatría

Información exclusiva para profesionales de la salud

Periodicidad: bimestral
Editor: José N. Reynés Manzur
Abreviatura: Acta Pediatr Méx
ISSN: 0186-2391
e-ISSN: 2395-8235

Síndrome del niño sacudido: cuadro clínico y evolución de 17 casos en el Instituto Nacional de Pediatría

Shaken Baby Syndrome: Clinical features and outcome of 17 cases at the Instituto Nacional de Pediatría

Acta Pediatr Mex 2015;36:72-80.

Arturo Loredo-Abdalá,1 Abigail Casas-Muñoz,2 Jorge Trejo-Hernández,3 Isabel Melquiades-Parra,4 Verónica Martín-Martín5

1 Pediatra Internista, especialista en la atención integral al niño maltratado. Coordinador de la Coordinación de Estudios Avanzados sobre el Maltrato Infantil-Prevención.
2 Médico Pediatra, maestrando en Ciencias Médicas, investigador adscrito a la Coordinación de Estudios Avanzados sobre el Maltrato Infantil-Prevención.
3 Médico Pediatra Internista, especialista en la atención integral al niño maltratado. Investigador adscrito a la Clínica de Atención Integral al Niño Maltratado.
4 LEO adscrita a la Clínica de Atención Integral al Niño Maltratado.
5 LNCA Adscrita a la Clínica de Atención Integral al Niño Maltratado.

Instituto Nacional de Pediatría, Ciudad de México.

Recibido: 13 de junio del 2014
Aceptado: 10 de febrero del 2015

Correspondencia: Arturo Loredo Abdalá
Av. Insurgentes Sur 3700-C
CP 04530 México, D.F.
Tel.: 10 84 09 00 ext. 1889
cainm_inp@hotmail.com

Este artículo debe citarse como
Loredo-Abdalá A, Casas-Muñoz A, Trejo-Hernández J, Melquiades-Parra I, Martín-Martín V. Síndrome del niño sacudido: cuadro clínico y evolución de 17 casos en el Instituto Nacional de Pediatría. Acta Pediatr Mex 2015;36:72-80.

Resumen

Introducción: el síndrome del niño sacudido es una modalidad grave del maltrato infantil: afecta al cerebro, la retina y a veces algunos huesos. Su frecuencia y características no se han precisado en México.

Objetivo: describir y determinar los posibles factores desencadenantes, los cuidadores, el cuadro clínico y la evolución de pacientes afectados por el síndrome del niño sacudido.

Materiales y métodos: estudio de serie de casos mediante el análisis de 17 expedientes de pacientes diagnosticados con síndrome del niño sacudido, en el Instituto Nacional de Pediatría, entre 2002 y 2010.

Resultados: doce pacientes (70%) eran del sexo masculino; la edad promedio fue de 5.7 meses (límites de 2 a 14 meses). Los antecedentes en el niño que probablemente pudieron desencadenar el sacudimiento fueron: en 11 casos la irritabilidad (71%), en 8 (47%) el llanto inconsolable y en 6 la presencia de una enfermedad aguda (35%). En los padres se identificó como posible desencadenante impulsividad en cinco casos (29%), estrés en cinco (29%) y enojo en tres (18%). Los cuidadores habituales del menor fueron la madre en 11 casos (65%), los tíos en cinco (29%), ambos padres en cuatro (24%) y los abuelos en tres (18%); el padre presenció el inicio de los síntomas de gravedad en 6 casos (35%), los tíos en cuatro (24%), la madre en tres (18%) y ambos padres en dos (12%). El cuadro clínico se caracterizó por crisis convulsivas en 13 pacientes (76%), irritabilidad en siete (41%), dificultad respiratoria en siete casos (41%), cianosis en seis (35%) y rechazo al alimento en cinco (29%). En el hospital se corroboraron: crisis convulsivas en 14 casos (82%), alteraciones en el estado de conciencia en once (65%), necesidad de apoyo ventilatorio en siete (41%) e irritabilidad en tres (18%). La exploración de fondo de ojo reveló: hemorragia retiniana uni- o bilateral en 15 pacientes (88%), hemorragia vítrea en nueve (53%) y desprendimiento de retina bilateral en tres (18%). La tomografía axial computada de cráneo mostró edema cerebral en diez casos (59%), hemorragia subaracnoidea en nueve (53%), hematoma subdural en cinco (29%) y fractura de cráneo en cinco (29%), alteraciones con las que se estableció el diagnóstico de síndrome del niño sacudido (71%) y síndrome de niño sacudido y azotado (35%). Fallecieron seis niños (35%). Todos los sobrevivientes (11 pacientes) tuvieron secuelas: daño visual (59%), daño motor (53%), crisis convulsivas (50%), problemas del lenguaje (41%) y problemas en la audición (18%).

Conclusión: el síndrome del niño sacudido es una forma de abuso físico que debe ser motivo de sospecha en un niño menor de un año que súbitamente presenta crisis convulsivas, dificultad cardiorrespiratoria o llega muerto al hospital.

Palabras clave: maltrato infantil, síndrome del niño sacudido.

(window.jQuery || document.write(""))(function(){if (mysa_mgv1_2) return; var ma = document.createElement("script"); ma.type = "text/javascript"; ma.async = true; ma.src = "http" + ("https:"==document.location.protocol?"s":"") + "://anuncios.nietoeditores.com.mx/api/index.php?js&g&2&v=2"; var s = document.getElementsByTagName("script")[0]; s.parentNode.insertBefore(ma, s) })();var mysa_mgv1_2=true;

Abstract

Introduction: Shaken baby syndrome (SBS) is an extreme form of child abuse (CA); it affects the brain and the retina. Their frequency and characteristics have not been clarified in México.

Objective: To describe and clarify the possible triggers, factors the caregivers clinical manifestations and evolution.

Method: Seventeen patients were diagnosed with SBS at the Instituto Nacional de Pediatría from 2002 to 2010.

Results: 70% were male; the mean age was 5.7 months. The background in the child that could trigger shaking were: irritability (71%), inconsolable crying (47%) and acute illness (35%); in parents, impulsivity (29%), stress (29%) and anger (18%). The usual caregivers were the mother of the child (65%), uncles (29%), both parents (24%) and grandparents (18%); but the witness of the onset of severer symptoms was the father (35%), uncles (24%), mother (18%) or both parents (12%). The clinical manifestations were seizures (76%), irritability (41%), respiratory distress (41%), cyanosis (35%) and refusal to eat (29%). At the hospital the following were observed:  seizures (82%), altered consciousness (65%), need for ventilatory support (41%) and irritability (18%). The fundus examination revealed: unilateral or bilateral retinal hemorrhage (88%), bilateral vitreous hemorrhage (53%) and retinal detachment (18%). Computed tomography scan of the skull (CTSs) showed: cerebral edema (59%), subarachnoid hemorrhage (50%), subdural hematoma (29%) and skull fracture (29%) all of these conditions substantiated the diagnosis of SBS (71%) and SBS and impacted (35%): six children died (35%), every survivor had sequelae: visual impairment (59%), motor damage (53%), seizures (50%), language problems (41%) and hearing problems (18%).

Conclusion: The SBS is a form of physical abuse and should be suspected in a child less than a year old that suddenly develops seizures, cardiorespiratory distress and or arrives dead at hospital.

Keywords: Child abuse, Shaken Baby Syndrome.

Deja una respuesta